América en un portulano significativo del XVI

Joan Riczo Oliva/Baldasare da Maiolo Vesconte, [Atlas de Oliva] . Fecha de 1580, 1588. 2 atlas (1, 17, 2, 1 h. [19 cartas naúticas]: ms., col.; 43 cm. 1 atlas (1, 17 h. [17 cartas]: ms., col.); 43 cm. Manuscrito con partes componentes, formado por 20 h. de perg. iluminado, en bifolio; al reencuadernarse en 1807 se le añadieron 2 h. de respeto en papel. Cartas náuticas sobre pergamino. Enc. en pasta española (1807), con orla dorada en planos, lomera a la griega con hierros romboidales y flores en los cinco entrenervios. Cortes amarillos. En [1r] h. se advierten restos de la enc. original. Olim.: Sal. 2, Est. 13, Cax. 6; 2-K-8

Signatura: II/1271

Procedencia: Procede de Cesare della Torre y post. de la del conde de Gondomar, ingresada en 1806 en la Librería de Cámara

El atlas náutico creado por Joan Riczo Oliva está formado por dos atlas en realidad, uno ejecutado por él mismo y otro realizado por Baldasare da Maiolo Vesconte, del que solo hay dos cartas, las pertenecientes al número 18 y 19 del volumen manuscrito. Fue hecha la parte de Riczo, tan preponderante, en Nápoles en 1580, con el objetivo de plasmar los nuevos conocimientos geográficos de las décadas anteriores que resultaban del descubrimiento del Nuevo Continente.

Joan Riczo pertenece a una saga relevante de maestros cartógrafos de Baleares y esta obra es una de las piezas más conocidas por los estudiosos de la cartografía de origen balear. Las dos cartas de Maiolo son posteriores, de 1588 y del Mediterráneo, mientras que las de Riczo recogen los continentes, incluido América, y un destacado mapamundi. Se compone de diecisiete cartas coloreadas que recogen distintas áreas geográficas como son el mar Egeo o el Mediterráneo oriental entre otras. En las cartas americanas destacan las de las costas de América Central y en particular la de la Patagonia, entonces empezándose a conocer bien geográficamente y que no se terminó de explorar hasta incluso después. Las diversas cartas tratan asimismo de los principales espacios náuticos pertenecientes al Nuevo Mundo y en general muestra alto detalle topográfico costero, lo que era propio de los buenos portulanos.

Las cartas muestran una rica ornamentación con un bordeado a modo de cenefa, representaciones de los vientos con sus ross y rumbos y hay representaciones de distintos barcos. Se halla el volumen escrito en catalán e italiano. Es una pieza de presentación para algún alto dignitario napolitano, el propio virrey probablemente, y no para un uso marítimo, por los costosos materiales empleados, como son el oro y la plata. Se cree llegó a poder de Gondomar por los Lemos, pues entre 1599 y 1616 hubo tres condes virreyes, gallegos como Gondomar, y sus relaciones eran cercanas.

Atlas de Oliva

< Previous page Next page >