Sobre los pleitos eclesiásticos de Palafox

Juan de Palafox y Mendoza,  Obispo de Osma. Consultas y decretos de S.M y expedientes sobre las doctrinas que las religiones y curas tienen en las Indias.  s. XVII (1633-1694). Descripción:[1] h.+210 f.+[1] h. : papel ; 210/313x150/240 mm. Pasta goteada  con tejuelo en lomera de la primera época del Taller de Juego de Pelota.
Signatura: II/1996
Procedencia: Colección Palafox, ingresada en 1785 en la Librería de Cámara

Una de las materias de gobierno graves con las que se enfrentó el obispo Palafox, visitador regio con poderes para reinstaurar la autoridad real perdida en Nueva España con el avance del siglo XVII, fue la llamada “de las doctrinas”. En la labor misional de extensión del catolicismo por la evangelización de población natural, un aspecto capital eran aspectos materiales asociados a esa labor espiritual. En lo rural, ello se permitía a las Órdenes y a la Compañía de Jesús, mientras a la par producían económicamente y generaban diezmos, a cambio de que a S.M. se le diese su parte correspondiente, lo que se obviaba por los regulares, quedándose con los diezmos. Además, gestionaban directamente alto número de parroquias o doctrinas, excediéndose en el uso de las licencias otorgadas para su gestión, por lo que Palafox se incautó de 31 que gestionaban los franciscanos, para asimilarlas al uso del clero secular, el sacerdotal, dependiente de la diócesis y no de los superiores de una Orden religiosa. 


Refiere este volumen una serie de consultas y decretos reales sobre la administración material que hacían los frailes, jesuitas y sacerdotes en las Indias, necesitada de gran reformación a ojos de los ministros de Madrid, donde además había gran necesidad de recursos en un triple frente bélico muy intenso contra las Provincias Unidas holandesa, la Francia de Richelieu y Luis XIII y luego de Mazarino y Luis XIV, la larga Guerra de los Treinta Años.  En la necesidad de implantación de dichas reformas, mantuvo Palafox frecuentes pugnas legales con los religiosos de su diócesis, entre los que se encontraban los franciscanos, dominicos y agustinos. Con los jesuitas chocaría con el asunto de los diezmos por incumplimiento de las regalías de la Corona en la administración que de ellos hacía la Compañía. Esta disputa sobre una cuestión estructural en la socioeconomía de Nueva España dio lugar a largos pleitos en la corte madrileña pues las iglesias territoriales diocesanas tenían sus procuradores para defender lo que estimaban sus derechos, y asimismopor la otra parte  las Órdenes regulares. No pocos de estos pleitos, iniciados por la actitud firme del obispo, concluyeron lustros después…

Consultas y decretos sobre las doctrinas 

< Previous page Next page >