Una visión dieciochista de las Islas Malvinas y de Nueva España

Dionisio Alcedo y Herrera. Continuación del comento anual, histórico, político y geográphico y de la América septentrional distinguida con el renombre de Nueva España. s. XVIII (ex.). Descripción: [3] h.+53 f.: papel; 285x195 mm. Foliación a tinta de la época; rúbricas en tinta negra. Enc. s. XVIII-XIX en pasta tachonada; filete y rueda dorada enmarcando los planos; lomera lisa, con dobles filetes dorados a modo de nervios ; rueda dorada en cantos ; cortes dorados. Ex libris ms. de Manuel José de Ayala. Ex libris de Fernando VII con olim: VIII-G-3. Olim: 2-L-4

Signatura: II/1732

Procedencia: Colección Alcedo y Herrera, ingresada con el fondo Ayala, y de la Secretaría de Gracia y Justicia de las Indias, ingresando en 1807 en la Librería de Cámara

Dionisio Alcedo y Herrera (1690-1777) fue un alto cargo gubernativo de la Monarquía en Indias, pues llegó a ser presidente de la Audiencia de Quito y además capitán general de Panamá. Aparte, hombre de letras y ciencias, fue historiador y geógrafo. Desempeñó funciones en América desde sus veinte años, movido por una fuerte inquietud americanista tras ser recomendado al virrey del Perú, y ya de antes se desempeñó en Sevilla como oficial real en la tesorería de la Santa Cruzada. Tras una muy larga trayectoria americana, no exenta de graves problemas personales por su servicio, y que omitimos, en 1771, cuando firma estos escritos reunidos en este volumen, estaba ya en los años finales de su vida, y se dedicaba desde 1752 en que regresó a España a escribir y redactar textos históricos y otros noticiosos para su utilidad de gobierno, a modo de informes, como los presentes. Siempre estuvo muy centrado en materias mercantiles y de comercio. De hecho, su primer escrito conocido es de 1724 y es un memorial informativo sobre aspectos de Hacienda y comercio en el Perú. Estos informes y memoriales eran avisos y recomendaciones para el mejor gobierno de áreas geográficas concretas o sobre materias de interés determinadas, buscando a la par rehabilitarse ante la Corona y sus ministros al ser cuestionado tras su regreso, y siendo aportativo en determinadas materias.

Se ocupa Alcedo de las islas Malvinas en los dieciséis primeros folios. El contexto histórico es, primero, la entrega que de ellas se hizo a España por parte de Louis Antoine de Bougainville pero pese a ello los franceses mostraban afanes por controlarlas, de hecho, en 1764, Luis XV proclamó eran francesas. Y luego, en 1770 se expulsó a los ingleses por parte de España, recuperándolas tras pasar a sus manos durante meses, siendo el marco directo de la escritura de Alcedo éste. Tiene el conjunto textual un concepto utilitarista propio ya del proyectismo americano de la Ilustración pues trata de etimologías de nombres y otras materias de las islas con fin de utilidad gubernativa. Del folio 17 al 41 se ocupa del área sureña de Nueva España, los territorios colindantes al norte suramericano de la gobernación de Nueva Granada, muy pronto virreinato, y cercanos. Y en la tercera hasta el final de los habitantes naturales de las islas Malvinas, ofreciendo datos concretos que son hoy de interés histórico. No es un manuscrito unitario de textualidad sino que son tres informes, firmados cada uno de forma autógrafa, en enero de 1771 en Madrid, siendo piezas entonces en efecto para gobierno, no de estudio histórico-geográfico, aunque hoy sí lo son.  La mano es la misma, de un escribiente gubernativo.

De Alcedo hay algunos manuscritos e impresos relevantes en la Real Biblioteca que forman una pequeña agrupación o colección, aparte de la de Ayala, pero este manuscrito fue suyo como indica el exlibris manuscrito y por ello se incorpora a esta sección.

Continuación del comento anual de la América septentrional

< Previous page Next page >